2 nov. 2009

Oportunidad .:. Final

[Penny]

La primera vez que entro en mí sentí que tocaba el cielo con las manos. Me penetro un par de veces y me llevo a la cama. Creo que me había venido. No pude creer que tan rápido él me haya llevado al éxtasis. Se coloco ante mí y con fuerza entro en mí nuevamente. Estaba totalmente extasiada, ese chico se movía tan bien; miraba mi rostro y me besaba. Yo respiraba entre cortadamente. Sentí una nueva oleada de placer y me aferre a su espalda. Susurro mi nombre al oído. No logre contestarle ya que grite de placer, de nuevo sentí un orgasmo. Solté un grito y él me penetraba con más fuerza. Seguramente mis gemidos lo excitaban. Abrace su cuerpo con mis piernas y brazos. Entraba en mí con mayor vigor que antes. Cada vez que lo sentía dentro despertaba en mí el mayor de los placeres. Percibí que llegaba y lo tome con fuerza de los brazos. Mi cuerpo se preparaba para sentir una nueva sensación de éxtasis. Grite y me desplome en la cama agitada.

¡Dios! Este tipo me hacia sentir cosas que jamás podré describir. Su anatomía desnuda y sudada era realmente ardiente. Quería que él disfrutara de mí, tanto como yo de él. Lo tome del rostro y tan solo con la mirada le hice saber que quería que llegara. Sonrío y beso mis pechos. Sentir sus labios en mi cuerpo era como sentir que electricidad corría a través de mí. Gruño mi nombre y sentí algo tibio dentro, supe que se había venido. Callo ante mí, respirando agitadamente. Le acariciaba el brazo y el cabello que tanto me gustaba. Nuestra respiración empezaba a normalizarse, dejando que el calor de su ser me envolviera.

Había pasado ya algo de tiempo, tenía los ojos cerrados. Recordaba todo lo que habíamos hecho y sonreía como una tonta.
Por fin abrí mis ojos y lo mire. No quería despejarme de él, lo deseaba tanto. Quería volver a hacerlo mío. Imagine como lo haría y el simple hecho de pensarlo hizo que se me hiciera agua la boca. Toque su ingle, quería que supiera que lo quería otra vez en mi, así que lentamente subí la mano hasta su corazón. Le di la espalda para tomar otro condón. Lo tenía en mi poder y no quería que se fuera. Comencé a tocarlo, lo acariciaba y besaba al mismo tiempo. Tomo con fuerza las sabanas de la cama. Gruñía por lo bajo. Agarro mi mano y me hizo ponerme arriba de él. Le puse la protección a su ya duro miembro. Estaba lista para tenerlo dentro. Entraba poco a poco, mientras me tomaba de las caderas. Era dueña de la situación. Subió sus manos recorriendo mi estomago hasta mis pechos y los acariciaba. Subía y bajaba mi cuerpo y sentía que pronto tocaría mi punto máximo. Sus manos acariciaban mi cuerpo, me hacían gemir de placer. Estaba gozando como nunca antes.

Sucedió… Grite su nombre y lo tomaba con fuerza del pecho. Disfrute tanto teniendo las riendas. Lo volvería hacer estaba segura. Baje de él y lo abrace con fuerza. No quería que terminara aquel delicioso encuentro. Pero pronto llegaría mi madre y desafortunadamente él tendría que partir. Me acerque más y me aferre a ese precioso momento. Nos besamos de nuevo.

Ya en la sala, algo despeinados y cruzando miradas cómplices cada vez que mi madre nos preguntaba que habíamos hecho toda la tarde. Seguro que si le contábamos me desheredaba.

1 comentario:

Juank dijo...

jaja el final fue gracioso

Related Posts with Thumbnails