15 jun. 2011

Ojos

Ya no es lo mismo, mi corazón no palpita desbocado para ti como antes. Has perdido el toque de tu tacto sobre mi piel, ya no siento la descarga eléctrica de antes. Tu sonrisa aun me gusta pero ya no me hace suspirar. No puedo ver el brillo seductor de esos ojos achocolatados, ahora sé que puedo subir a la superficie, después de estar tanto tiempo en el fondo.

Puedo ver con mi cordura, esa que me pedía a gritos abrir los ojos. La felicidad comienza a invadirme. Siento como corre por mis venas a velocidades peligrosas. Mi alma esta extasiada de un perfume nuevo, un aroma delicioso, de paz, de tranquilidad. Sé que puedo sonreír. Lo estoy haciendo en estos momentos.

Te has ido de mis sueños tan fugazmente, como cuando alguna vez habitaste en ellos. Yo no ansío tus caricias, ni el calor de tu cuerpo, podría estar cerca de ti con mis manos entre las tuyas en una noche fría y aun tenerlas frías. No es que haya perdido el gusto o la sensación que brinda el calor humano. No, no es eso, simplemente es… eres tú. Has dejado de ser mi cenit pasional, la fantasía de mis más bajas pasiones, mi juguete favorito, tu risa ha dejado de ser mi sonido favorito.

Ahora simplemente eres tú. Sin nada fantástico ni maravilloso que mis ojos puedan admirar. Eres otro mortal de sangre caliente, con un corazón palpitante que ya no hipnotiza mis oídos, con un tacto que ya no quema mi piel. Ya no siento como ardo por dentro al verte, al soñarte, al desearte.

Ya no necesito tus besos, tu olor, tu sabor, tu calor, tu cuerpo, no, ya no. Soy libre de ti y tú eres libre de mí. Dormirás en otros brazos, lo sé, puedo imaginarlo incluso, y el monstruo que habita dentro de mi, seguiría en un profundo sueño, ya no gritaría de ira, ni desgarraría mis entrañas, no, nunca más lo hará por ti. Besaras otros labios, sí, también lo se y no me importa, debes creerme. Tocaras otro cuerpo, sentirás otras caricias, te deseara otra alma; pero nunca más la mía, NUNCA MÁS.

No derramare otra lágrima a causa tuya. Quizá lo haga por estar tanto tiempo idiotizada por alguien que nunca me correspondería, pero lo haré por mi, llorare por mi, no por ti.
No debes preocuparte ni sentir lastima por mi, no hay razón para que yo despierte esos sentimientos en ti. No, tu sigue en tu vida, en tu vida rutinaria, puedo darme cuenta ahora que no es tan sorprendente, alguna vez lo fue, si, pero ahora solo es aburrida para un espíritu libre, que desea aventuras nuevas.

Quizá para alguien más le resultes fascinante, descártame de entre esas “alguien más”, pues yo ya estoy lejos del radio de apreciación.

Mi cuerpo esta libre de partículas tuyas, ya no reconozco tu perfume siquiera.
Eres parte del mundo exterior, no de mi mundo. Te han desterrado, has muerto para mí.

Y soy muy, muy feliz.
Related Posts with Thumbnails