28 abr. 2010

Esperanza


Tenia la esperanza de verte hoy. De ver ese hermoso y musculoso cuerpo caminar frente a mi. Yo me hubiera deleitado con mirarte pasar. ¡Diablos! Maldita esperanza, ¿por qué no se muere primero?
Las cejas que enmarcan tus ojos son únicas, como tus ojos oscuros y profundos. Podría perderme en ellos. Tu ropa algo grande para tu talla, me hace querértela arrancar o disfrutar de mi paciencia deshaciéndome de ella poco a poco. No soy muy paciente y menos tratándose de ti, mi extraño favorito.
No sé mucho de ti, excepto que me encantaría despertar a tu lado, saborear tu lengua. Ver mi reflejo en tus ojos. Hacerte desear más y más de mí.
Me agrada tu look, tu apariencia desenfadada. Tu cabello sensualmente despeinado, recién salido de la cama o de la ducha.
¡Ah! Santo Cielo, que perversa soy si puedo imaginarte en la ducha. El agua tibia cayendo por tu rostro, tu pecho, tu torso…
Quien fuera agua. Después secando tu cuerpo y quizá si tengo suerte, te miraras en el espejo. De cuerpo completo ¿tal vez? Verificando que todo se encuentre en su lugar. ¡Vaya! Todo si que esta en su lugar…

1 comentario:

Electrica Cullen Black dijo...

wuau... me encanta como escribes nena. Bueno menos la parte "sexual" jajaj (yo a mis once era bien recatadita y atontada en ese aspecto) me recuerda a la primera vez que me enamoré.

Related Posts with Thumbnails